Se protegen las mariposas y enamoran con el color de sus alas

La naturaleza es muy bella y uno de los animales que ofrece una diversidad de especies es la mariposa. Uno de sus distintivos son los patrones similares del color de sus alas, las cuales permiten rechazar a los depredadores e identificar a su pareja. Esto de acuerdo a los estudios de un mariposario de Panamá.

En en el canal panameño impera Gamboa, área reservada dentro de la jungla. Ahí se conserva la mayor concentración de tales insectos superiores, de los cuales en el país se reportaron unas 16 mil variedades, entre diurnas y nocturnas.

Un equipo internacional adjunto al Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales, liderado por la investigadora Carolina Concha, determinaron que la inactivación del gen WntA produce el mismo patrón de color en las alas, por diferentes caminos, en especies distintas.

“Nuestro equipo es el primero en informar que, aunque la evolución de patrones de color similares en Heliconius puede ser impulsada por fuerzas similares, como el caso de los depredadores que evitan un tipo particular de mariposa, el camino hacia ese resultado no es predecible”, comentó Concha, según nota difundida por Stri.

El resultado sorprendió a los estudiosos porque revela la importancia de la historia y el azar en la configuración de las rutas genéticas que conducen a la imitación del patrón de alas de mariposa, afirmó la becaria postdoctoral de Stri.

Los brillantes colores del ala de Heliconius indican a los depredadores que las mariposas son tóxicas, mientras los llamativos patrones en los machos informan a las hembras que eligirán al individuo correcto para aparearse, expuso la fuente.

“La depredación y el apareamiento conducen a patrones de alas similares en grupos de mariposas aisladas en los valles montañosos y las laderas de los Andes”, aseveró el texto, que explicó cómo al eliminar el WntA en 12 especies y sus variantes, los biólogos moleculares concluyeron que dos ejemplares con iguales patrones coloreaban sus alas por rutas genéticas diferentes.

Tales técnicas para eliminar selectivamente un solo gen de un organismo vivo, apenas tiene cinco años lo que favoreció el experimento, en el cual los científicos también demostraron que estos lepidópteros construyen estructuras tapizadas de escamas (las alas) que son esenciales para su supervivencia y capacidad de reproducción.

“Los laboratorios Smithsonian en Gamboa son sin duda uno de los mejores lugares del mundo para comprender cómo evolucionan las mariposas”, aseguró Owen McMillan, jefe del laboratorio de genómica ecológica de STRI, al tiempo que invitó a investigadores para estudiar “estas criaturas increíblemente hermosas”.

En México:

Acercamiento entre escritores y lectores: Ecos de la FIL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: