Crean una enzima que digiere plástico en pocas horas

La enzima bacteriana originalmente encontrada en el compost puede ser usada para hacer botellas nuevas de alta calidad.

Los científicos han creado una enzima bacteriana mutante que descompone las botellas de plástico para su reciclaje en horas.

La enzima, descubierta originalmente en un montón de compostaje, redujo las botellas a bloques de construcción química que luego se usaron para hacer nuevas botellas de alta calidad. Las tecnologías de reciclaje existentes normalmente producen plástico sólo lo suficientemente bueno para la ropa y las alfombras.

La compañía detrás de este avance, Carbios, afirmó que su objetivo era el reciclaje a escala industrial en un plazo de cinco años. Ha firmado acuerdos con grandes empresas como Pepsi y L’Oréal para acelerar su desarrollo. Los expertos independientes calificaron a la nueva enzima como un gran avance.

Miles de millones de toneladas de desechos plásticos han contaminado el planeta, desde el Ártico hasta la fosa oceánica más profunda, y representan un riesgo en particular catastrófico para la vida marina. Los activistas afirman sin dudas que reducir el uso del plástico es clave, pero esta empresa piensa que la calidad del plástico reciclado era parte de la solución.

La nueva enzima fue presentada en una investigación publicada en la revista Nature. El trabajo comenzó con el análisis de 100.000 microorganismos para encontrar los mejores candidatos.

Los científicos analizaron la enzima e introdujeron mutaciones para mejorar su capacidad de descomponer el plástico PET con el que se fabrican las botellas de bebidas. También la hicieron estable a 72ºC, cerca de la temperatura perfecta para una rápida degradación.

El equipo utilizó la enzima optimizada para descomponer una tonelada de botellas de plástico de desecho, que se degradaron en un 90% en 10 horas. Los científicos usaron el material para crear nuevas botellas de plástico de calidad alimentaria.

Carbios tiene un acuerdo con la compañía de biotecnología Novozymes para producir la nueva enzima a escala usando hongos. El coste de la enzima era sólo el 4% del coste del plástico virgen del petróleo.

Las botellas de desecho se deben moler y calentar antes de que se añada la enzima, por lo que el PET reciclado será más caro que el plástico virgen. Pero Martin Stephan, el director ejecutivo adjunto de Carbios, dijo que el plástico reciclado de baja calidad existente se vende a un precio más alto debido a la escasez de suministro.

Más noticias:

Excrementos humanos convertidos en biocombustible

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: