Primer avión comercial totalmente eléctrico

En los últimos años se ha buscado y estudiado cómo hacer un sistema de propulsión totalmente eléctrico que pueda compararse en algún nivel con los aviones comerciales convencionales.


Hablando de los aviones comerciales, la propulsión ofrece muchas ventajas: cero emisiones, niveles de ruido considerablemente más bajos, costes de mantenimiento más bajos (debido a su diseño más simple con menos piezas móviles), entre otras.


Hoy en día, se ha completado de manera exitosa el primer vuelo totalmente eléctrico de un avión comercial, que además es el primero de una flota planificada de hidroaviones comerciales.


Operado por Harbor Air y equipado con un sistema de propulsión magni500 de 750 caballos de fuerza (560 kW) construido por magniX, el inconveniente que presenta es que el avión todavía depende de baterías considerablemente pesadas y que por ello tiene un alcance muy limitado.

A pesar de que eso puede ser un factor decisivo para múltiples aplicaciones comerciales, también puede ser muy atractivo para las líneas aéreas de corta distancia que aterrizan y despegan a intervalos frecuentes.


Según Harbor Air, el vuelo inaugural será seguido por el proceso para certificar las modificaciones y el sistema de propulsión para el servicio regular antes de continuar con el reacondicionamiento del resto de la flota de Harbor Air.


La aerolínea de hidroaviones más grande del mundo, Harbour Air, se asoció con MagniX, con sede en Redmond, Washington, para producir una flota de hidroaviones comerciales totalmente eléctrica.

Esto te puede interesar:

Mexicanos crean BioUrban 2.0, la torre que limpia el aire

BGI

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: