SpaceX anuncia que enviara a turistas al espacio; llegaran a órbita lejana

Las empresas SpaceX y Space Adventures pretenden que los turistas alcancen hasta 3 veces la altura de la estación espacial

SpaceX anunció una nueva sociedad para enviar a cuatro turistas a la órbita más lejana que algún ciudadano común haya llegado antes, en una misión que podría realizarse en 2022 y costar más de 100 millones de dólares.

La compañía firmó un acuerdo con Space Adventures, que tiene su sede en Washington y que sirvió como un intermediario para enviar a ocho turistas a la Estación Espacial Internacional (ISS) a través de cohetes rusos Soyuz.

El primero de estos fue Dennis Tito, quien pagó 20 millones de dólares por una estancia de ocho horas en la ISS en 2001. El último en hacer ese viaje en 2009 fue Guy Laliberte, fundador de Cirque du Soleil.

Los nuevos turistas viajarían en la cápsula Crew Dragon de SpaceX, que fue desarrollada para transportar astronautas de la NASA y que debe hacer su primer vuelo tripulado en los siguientes meses.

La ISS orbita a 400 kilómetros sobre la superficie de la Tierra, pero la altitud exacta de la misión Space Adventures la determinaría SpaceX, agregó Shelley.

En principio, podría tener lugar a finales de 2021, aunque “lo más probable es que sea en algún momento de 2022”, dijo.

La cápsula fue diseñada para llevar astronautas de la superficie al ISS. En un espacio de solo nueve metros cuadrados, no hay áreas privadas para dormir, lavarse o usar el baño.

La duración de la misión dependerá de lo que los pasajeros quieran, dijo Shelley.

El costo del lanzamiento de un cohete Falcon 9 es de 62 millones de dólares, de acuerdo a las cifras disponibles que son públicas, además estará el costo de fabricación de una nueva cápsula Dragon

A diferencia del turismo a la ISS, el cual requirió de seis meses de entrenamiento en Moscú, la siguiente misión necesitará cuatro semanas de participación en Estados Unidos.

Tras un lapso de 12 años, Space Adventures también quiere enviar a dos turistas más a ISS a bordo de un cohete ruso en 2021.

En 2005, la compañía anunció con fanfarreas que planeaba mandar a dos turistas alrededor de la Luna, pero Shelley confirmó que esta misión fue abandonada.

Otras compañías involucradas en turismo espacial son Virgin Galactic de Richard Branson y Blue Origin de Jeff Bezos.

Las dos están desarrollando naves para enviar a turistas detrás de la línea del espacio (80 o 100 kilómetros, dependiendo de las definiciones elegidas por ambos). Los pasajes para viajar con Virgin empezaron en 250,000 dólares, cuando salieron a la venta a mediados del 2000.

La oferta de SpaceX es mucho más ambiciosa y está impulsada por el mismo cohete Falcon 9 que puso satélites en el espacio y envió astronautas a ISS.

Al mismo tiempo, Boeing está desarrollando una cápsula tripulada llamada Starliner, que también tiene la intención de llevar astronautas de Estados Unidos a la plataforma ISS.

Al igual que SpaceX, Boeing también prevé enviar turistas al espacio, pero el desarrollo del programa se ve obstaculizado por importantes fallos que dieron lugar a la finalización anticipada de un vuelo de prueba sin tripulación en diciembre.

Más noticias:

Primer avión comercial totalmente eléctrico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: