Hallan en Quintana Roo, México, aldea prehispánica maya

Una aldea prehispánica del periodo posclásico maya (1200-1546) fue hallada en Mahahual, estado mexicano de Quintana Roo (sureste), esto fue informó por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).


Arqueólogos del INAH dijeron que se trata del primer asentamiento prehispánico del que se tiene registro en esa localidad de la Costa Oriental, en la península de Yucatán (sureste).


Explicaron que tiene como particularidad la cercanía notable con la costa caribeña, lo que indica que la ocupación principal de sus habitante fue la pesca.


La aldea fue encontrada por habitantes de Mahahual, un centro turístico en desarrollo ubicado a unos 354 kilómetros de las playas de Cancún, uno de los destinos más visitados de México.


La región en la que se ubica el sitio arqueológico también alberga cenotes (ríos subterráneos), cuevas y grutas, así como diversos elementos que con el paso del tiempo se depositaron en ella, incluidos restos de una caldera metálica que data de la época porfiriana (1876-1915).


Otra particularidad de dicha aldea, señaló el arqueólogo Fernando Cortés, es que durante la primera etapa de recorridos superficiales “no se localizaron objetos adicionales como restos cerámicos, de piedra (líticos) o elementos óseos”.


Ello podría indicar que el sitio fue ocupado durante un tiempo relativamente breve durante el posclásico de la civilización maya, entre los siglos XIII y XVI, abundó la institución.


“Esta prospección nos revela que podrían haber sido agricultores que complementaban su dieta con la pesca. Además, su acceso directo al mar les habría dado ventajas para intercambiar productos comerciales con otros pueblos costeros y terrestres”, indicó Cortés.


La cultura maya, una de las más prolíficas de Mesoamérica, se extendió por lo que actualmente son los estados mexicanos de Yucatán, Chiapas, Quintana Roo y Campeche, además de los países centroamericanos de Guatemala, Honduras y El Salvador.

Sigue leyendo:

Encuentran impresiones de la piel de un dinosaurio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: