Eduardo Guizar y el robot curiosity

Inspirado en su infancia por la película Star Wars, Eduardo Guízar Sainz decidió construir robots, años después la NASA lo contrataría para utilizar sus conocimientos,

El principal entretenimiento es la confección y lanzamiento de satélites amateurs y el desarrollo de tecnología que lo ha llevado a involucrarse en programas de la NASA.

La contribución en el robot Rover Curiosity fue construir los 6 motores que mueven las ruedas para movilizar el artefacto en condiciones adversas de polvo, frio, viento y óxido ferroso.

Guízar Sainz ha tomado como pasatiempo de mucha contribución educativa la confección y lanzamiento de satélites de tipo amateur que hacen las veces de sonda espacial para recoger fotografía y video hasta los 120 mil pies o más de 30 kilómetros de altura.

Con esa experiencia fue llamado por la agencia espacial más importante del mundo (NASA) para colaborar en la construcción de robots en misiones espaciales.

Se involucra en conferencias, exposiciones grupales, divulgación científica en medios y en trabajos de asesoría a empresas e instituciones. Es asesor y coordinador de ingeniería logística en construcción de grúas gigantes.

Entre las muchas ocupaciones dirige su propia empresa Mechatronics de México, con la que da soluciones en drones, robótica y desarrollo de satélites amateurs educativos.

Esto te puede gustar:

Adhara, la niña genio que estudia dos carreras

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: